#Recusación interpuesta por #Keiko Fujimori contra el #JuezConcepción es declarada infundada. Se establecen importantes criterios jurisprudenciales.

Bastante interés en los medios de prensa y la población causó el esperado pronunciamiento de la Sala Penal Nacional de Apelaciones, respecto de la recusación planteada por la defensa de la procesada Keiko Fujimori Higuchi contra el Juez Concepción Carhuancho en la investigación sobre Lavado de Activos – Cócteles.

En el trámite del Exp. N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01, la mencionada Sala Penal emitió la Resolución N° 10 de fecha 12 de noviembre de 2018 estableciendo importantes criterios jurisprudenciales sobre la institución procesal de la RECUSACIÓN. Estos criterios se presentan a continuación:

Recusación garantiza la abstención o inhibición y la imparcialidad judicial.-
La recusación es una institución procesal de relevancia constitucional. Garantiza, al igual que la abstención o inhibición, la imparcialidad judicial, esto es, la ausencia de perjuicio; y como tal, es una garantía específica que integra el debido proceso penal –numeral 3 del artículo 139° de la Constitución-. Persigue alejar del proceso a un juez que, aun revistiendo las características de ordinario y predeterminado por la ley, se halla incurso en ciertas circunstancias en orden a su vinculación con las partes o con el objeto del proceso – el tema decidendi- que hacen prever razonablemente un deterioro de su imparcialidad.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 1, num. 1.2.)

Constituye garantía primordial del debido proceso ser juzgado por un juez imparcial.-
El derecho a ser juzgado por un juez imparcial es una garantía constitutiva y primordial del debido proceso que, en forma análoga al derecho a ser juzgado por un juez independiente, asegura a toda persona sometida a un proceso judicial que no se verá perjudicada por la intromisión o injerencia de sujetos o circunstancias ajenas al caso.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 1, num. 1.3.)

Juez no debe ostentar vínculo alguno con las partes u objeto del proceso.-
La imparcialidad se asocia a la necesidad de que se observe ciertas exigencias dentro del mismo proceso, como es la necesidad de que el juez no tenga mayor vinculación con las partes pero también con el objeto del proceso mismo.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 1, num. 1.3.)

Jueces deben cumplir con las condiciones de imparcialidad subjetiva y objetiva.-
Para que el magistrado que pueda conocer y resolver un caso en concreto, debe verificarse dos tipos de condiciones, la primera es la imparcialidad subjetiva que hace referencia a que un juez no debe tener ningún tipo de interés con el resultado a que pueda llegar el proceso por alguna de las partes, esto es, a su convicción personal respecto del caso concreto y de las partes, así se precisa en la Casación N° 106-2010, Moquegua. En cuanto a la imparcialidad objetiva está referida a que el sistema judicial debe brindar las condiciones necesarias para evitar que el juez caiga en el vicio de la parcialidad, es decir que las normas que regulan su actuación deben de buscar que el juez no tenga prejuicios o favorezca a alguna parte sobre otra en base al contacto que ha tenido con la causa.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 1, num. 1.4.)

Basta la corroboración de algún hecho que genere duda de imparcialidad del juez para su apartamiento.-
La Corte Suprema en el Recurso de Casación N° 106-2010 Moquegua ha señalado en relación a la imparcialidad objetiva que si el juzgador ofrece garantías suficientes para excluir cualquier duda razonable respecto de la corrección de su actuación; siendo que para que el juez se aparte del conocimiento del proceso en dicho caso, tendrá que determinarse si existen hechos ciertos que, por fuera de la concreta conducta personal del juez, permitan poner en duda su imparcialidad, no exigiéndose la corroboración de que el juez haya tomado partido por alguno de los intereses en conflicto, basta la corroboración de algún hecho que haga dudar fundadamente de su imparcialidad, dado que, un juez cuya objetividad en un proceso determinado está puesta en duda, no debe resolver en ese proceso, tanto en el interés de las partes como para mantener la confianza en la imparcialidad de la administración pública.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 1, num. 1.4.)

Vencimiento del plazo establecido en la norma procesal genera caducidad de derecho.-
La oportunidad procesal establecida en el inciso 2 del artículo 54 del Código Procesal Penal señala que: “la recusación será interpuesto dentro de los tres días de conocida la causal que se invoque. En ningún caso procederá luego del tercer día hábil anterior al fijado para la audiencia, la cual se resolverá antes de iniciarse la audiencia. No obstante ello, si con posterioridad al inicio de la audiencia el jue advierte –por sí o por intermedio de las partes- un hecho constitutivo de causal de inhibición deberá declararse de oficio”. Este plazo mencionado en la norma procesal es en puridad una sanción de caducidad, esto es, de extinción, consunción o pérdida de un derecho o facultad que se produce ante su vencimiento, siendo un supuesto previsto en la ley.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 4, num. 4.4.)

Corresponde a la parte recusante la prueba respecto a la fecha de conocimiento de la causal de recusación que invoca.-
Es a la parte recusante que le corresponde demostrar en qué fecha fue de su conocimiento la causal que invoca, lo que implica que debe cumplirse con la diligencia profesional, que permite el equilibrio entre garantías y eficiencia, para no afectar el derecho de defensa de la contraparte, generando incidencias que dilaten la solución del proceso cuando ya precluyó tal derecho.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 4, num. 4.4.)

Anulación de decisiones de detención preliminar solo genera el apartamiento del juez respecto al incidente.-
Al emitirse dos resoluciones (17 y 19 de octubre del año en curso) las cuales anularon la decisión de primera instancia, se dispuso que el juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional sea apartado en lo que se refiere a las incidencias de detención preliminar. Es más, en uno de los fundamentos expedidos en la resolución de fecha 19 de octubre del presente año, se indicó que “debe producirse el reenvío para que otro juez de Investigación Preparatoria Nacional emita nuevo pronunciamiento, ajustándose a los lineamientos de la debida motivación de las resoluciones judiciales, correspondiendo en base a los motivos precedentemente expuestos apartar del conocimiento del presente caso al juez que lo llevaba”, con lo cual es expreso el apartamiento únicamente del incidente que como se reitera, es lo que la Sala conocía hasta ese momento.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 5, num. 5.1.3.)

Defectos de fundamentación no generan apartamiento del juez a la investigación preparatoria.-
No puede entenderse que en sí mismos que los defectos de fundamentación generen un temor de parcialidad del juez de primera instancia que implique sea apartado de toda la investigación preparatoria, como ahora pretenden los recusantes, debiendo tenerse en cuenta que en fase de investigación preparatoria es el Ministerio Público quien tiene el señorío de la investigación, y solo en casos puntuales requiere la intervención del juez.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 5, num. 5.1.6.)

Resolución que es revocada o anulada requiere constatación respecto a los hechos que generen imparcialidad.-
No toda resolución emitida y que es revocada o anulada tiene virtualidad para ser considerada como causal genérica de recusación, pues se requiere constatar hechos graves que evidencien el temor de parcialidad.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 5, num. 5.1.7.)

No puede sustentarse la recusación del juez si la defensa no cuestionó la decisión que solo se le apartará del incidente de detención preliminar.-
Las defensas técnicas que ahora recusan al juez, en su momento no cuestionaron que solo sea apartado de las incidencias de detención preliminar. Es más, estas resoluciones judiciales que no fueron cuestionadas por las defensas técnicas, deben ser ejecutadas bajo los términos en las cuales han sido expedidas, tal como señala el artículo cuarto de la Ley Orgánica del Poder Judicial: “Toda persona y autoridad está obligada a acatar y dar cumplimiento a las decisiones judiciales, o de índole administrativa, emanadas de la autoridad judicial competente, con sus propios términos, sin poder calificar, su contenido o sus fundamentos, restringir sus efectos o interpretar sus alcances, bajo responsabilidad civil, penal o administrativa que la ley señale”, en consecuencia, al momento de que las partes recusantes han estado conformes, estos hechosalegados no resultan siendo nuevos.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 5, num. 5.1.7)

No corresponde análisis de los hechos expuestos por el juez en un proceso de recusación.-
Entrar a analizar si es una falacia o no lo expuesto por el juez recusado, no corresponde hacerlo a esta instancia a través de este mecanismo procesal de recusación.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 5, num. 5.2.2.)

En base a la función garantista del juez los actos relativos a la obtención de una medida cautelar conforman un proceso autónomo.-
Como función garantista que ostenta el juez de una investigación, se deben exponer las razones que justifiquen la invocación de nuevos hechos que corresponden a otro cuaderno cautelar, más aún si el artículo 635° del Código Procesal Civil, en aplicación supletoria, señala que todos los actos relativos a la obtención de una medida cautelar conforman un proceso autónomo.
(Expediente N° 299-2017-37-5001-JR-PE-01. Considerando 5, numeral 5.2.7.)

No hay norma procesal que prohíba emitir decisión judicial respecto a un solo investigado.-
Es válido que el juez haya adelantado su decisión respecto a una investigada, por motivo que la defensa solicitó que sea examinado de manera individual, así como tampoco existe una norma procesal que lo prohíba.
(Expediente N° 299-2017-41-5001-JR-PE-01. Considerando 4, numeral 4.4.)

No procede la recusación luego de iniciada la audiencia o en el transcurso de esta.-
El inciso 1 del artículo 54 el Código Procesal Penal, precisa que “si con posterioridad al inicio de la audiencia el juez advierte –por sí o por intermedio de las partes un hecho constitutivo de causal de inhibición deberá declararse de oficio”, con lo cual la norma mencionada no habilita a las partes procesales para que puedan hacer uso del mecanismo procesal de la recusación luego de iniciada la audiencia o en el transcurso de ésta, estando sólo el juez facultado para inhibirse de oficio en virtud al artículo citado.
(Expediente N° 299-2017-41-5001-JR-PE-01. Considerando 6, numeral 6.7) (Fuente: D.J.)

Haga clik aquí para ver el íntegro del contenido de la Resolución de la Sala Penal de Apelaciones.